Despedidas de soltera, de soltero y conjuntas

Despedidas de soltera, de soltero y conjuntas

Despedidas de soltera, de soltero y conjuntas

¿Cansada del típico boy? Diviértete con un monólogo para tu despedida de soltera. Mi espectáculo para despedidas de soltera trata temas muy dispares, desde la zoofilia y las películas de Disney, hasta la música, la infancia, la forma ridícula que tenemos de bailar en según que momentos…

Consiste en una actuación de humor compuesta por monólogos con partes personalizadas (en las que se incluyen anécdotas). Además, cuenta con secciones de improvisación y alguna que otra sorpresa. Un espectáculo personalizado y de lo más dinámico y divertido. Como pasa con algunos hombres en la cama, “no te va a dar tiempo ni a respirar y te va a dar la risa”

  • Duración aproximada: 40 minutos (se alarga un poco en función del público).
  • Requisitos: Para las fiestas privadas, como es el caso, es necesario que se cumplimente el formulario que hay en la dirección http://sandoweb.es/formulario-fiesta-privada al menos una semana antes del evento, para personalizar la actuación.

Todo el humor y diversión que tu fiesta necesita

Está comprobado: Las mujeres prefieren a los hombres graciosos… para divertirse. Para otras cosas mejor que sea guapo… Eso sí, si tienes una despedida de soltera en la que la novia quiera pasarlo bien sin un “cimborrio suelto” de por medio, contacta conmigo pasaréis un rato de lo más divertido.

No permitas que tu despedida de soltera, soltero o conjunta sea un auténtico muermo. Si notas que tu bisabuela preferiría estar viendo la telenovela a estar en tu fiesta, algo está saliendo mal. Qué tu despedida nunca caiga en el aburrimiento, contacta con Sando de Sandoval. Mis monólogos cómicos personalizados se encargarán de aportar todo el humor que necesitas.

Monólogos de humor adaptados a las despedidas de soltera/o y conjuntas. Son actuaciones personalizadas, con un toque picante sin llegar a lo ordinario. ¿Todavía tienes dudas? ¿O estás decidida? Haz click aquí y lo hablamos.